La Cochinita

 


Convoy del tren suburbano apodado La Cochinita o, como yo lo recordaba, La Cochinilla
(probablemente se le llamó de las dos formas porque no parece que haya acuerdo).


Recorría la Costa-Este malagueña desde la capital hasta la altura de Torre del Mar
para luego internase, tierra adentro, hasta Vélez-Málaga (1908-1965) y Ventas de Zafarraya (a partir de 1922).
Por el oeste de la provincia, una línea iba de Málaga a Coín (1912-1965)
y otra de Málaga a Fuengirola

 


-------


Estación principal de los ferrocarriles suburbanos de Málaga, situada, en un principio, en La Malagueta,
donde hoy se encuentra el Club Mediterráneo. A la izquierda se pueden ver dos vagones de pasajeros
de uno de los trenes, los cuales iban tirados por locomotoras como la que se muestra abajo.
A partir de 1957 empezarían a funcionar los automotores (en la imagen de la derecha)



Máquina del tren La Cochinita




Tren suburbano La Cochinita, también llamado, entre otros apodos,
Matagallinas y Pancho Villa

 


La Cochinita en el apeadero de El Palo (Málaga)




Vía de La Cochinita y apeadero de El Palo (Málaga)




Tren suburbano en dirección a Vélez a su paso por la fábrica de cemento (La Araña),
llamada "La Porla", como la playa de enfrente. Supongo que dicho nombre deriva de Portland,
denominación del cemento artificial que producía. Mi padrino, Juan María Torrens,
fue director de dicha fábrica durante muchos años.

La fábrica era propiedad de la Sociedad Financiera y Minera, S. A.,
fundada por Rivas Massegur y Girbau en 1900, y empezó a elaborar cemento entre 1915 y 1918.
A partir de mediados de los años 20 del S.XX el cemento se comercializa con la marca GOLIAT.
Tras varios avatares, a principios de los 90 pasa a formar parte de Italcementi Group.

El edificio de oficinas, un clásico, fue destruido sin contemplaciones por la empresa hace unos pocos años
para construir otro nuevo, quizás más funcional, pero sin ninguna personalidad.
También construyeron una torre, especie de lanzadera espacial,
que embellece el paisaje varios kilómetros a la redonda.



Aunque parezca mentira y tal vez ilógico y anacrónico, esta cementera
se ubica en plena costa del municipio de Málaga, a unos 10 km del centro de dicha ciudad,
lo que representa, seguramente, un aliciente extraordinario para el turismo,
que es el principal recurso económico de la zona.


En algún momento se habló de que la fábrica se iba a trasladar a otro sitio,
pero con el boom inmobiliario burbujeante de los 90 y la extraordinaria demanda de cemento
que se produjo, no sólo se quedó en aguas de borrajas, sino que se hicieron las costosas reformas citadas
y media montaña ha desaparecido.

 


Paraje pintoresco de El Peñón del Cuervo (Málaga), situado a la derecha en la imagen,
actualmente (2012) unido a tierra. Al fondo a la izquierda sobresale, iluminada, la "lanzadera espacial"
de la fábrica de cemento, y en el cuadrante inferior izquierdo puede verse un tramo del paseo marítimo
de la costa oriental de Málaga, que sigue el trazado de la antigua vía del tren La Cochinita.

Cuando era niño y muy jovencito, durante muchos años, el peñón estuvo aislado de la playa por el mar.
A veces el padre de mi amigo Capé, el pequeño de los Conde, nos llevaba en su coche a bañarnos a dicha playa,
que no era muy de mi agrado porque cuando te metías en el mar no cubría en bastantes metros y había rocas
por doquier que te destrozaban los pies al menor descuido, lo cual no me gustaba lo más mínimo;
pero la parte positiva de la excursión era el aperitivo en el merendero que allí había,
donde comí mis primeras sardinas hechas con espetos...

 


Paseo marítimo, realizado sobre el basamento de la vía del tren La Cochinita,
a la altura de la Fábrica de Cemento de La Araña (vista desde el Este).
Al fondo, a la izquierda, el Peñón del Cuervo y el túnel
(Foto: JRT, 2015)




Vía y túnel del tren La Cochinita a su paso por el El Peñón del Cuervo.

 


Trazado de la vía del tren La Cochinita a la altura de la Cueva del Higuerón
y la Torre de la Palmeras, entre La Araña y La Cala del Moral.
A la derecha, la carretera de Almería

 


La zona que se ve en la fotografía anterior tal como está actualmente.
En primer plano, resto de "la carreterilla", que se construyó sobre el trazado de La Cochinita
desde Los Baños del Carmen hasta El Rincón de la Victoria.
Las cañas ocultan la antigua carretera de Almería,
ahora, en este tramo, denominada MA-24.
El lugar se encuentra muy cerca
del arroyo Totalán

A la derecha, las cuevas y abrigos del Complejo del Humo, como la citada Cueva del Higuerón,
que constituyen los yacimientos arqueológicos de La Araña
(Foto: JRT, 2014)

 


"Carretera" de Almería a la altura del Complejo del Humo.
Al fondo la atalaya de La Araña y a la derecha,
probablemente, el terraplen para el tendido
de la vía del tren La Cochinita

 



Tren saliendo del último túnel de El Cantal (La Cala del Moral)
en dirección a Málaga




Entrada al primer túnel de El Cantal (La Cala del Moral) en dirección a El Rincón de la Victoria.
Actualmete el trazado de vía en este tramo es un paseo marítimo que conecta ambas localidades,
bien a través de los túneles, o por el exterior bordeando pequeños acantilados junto al mar

 


Vista aérea del paseo marítimo del término municipal del Rincón de la Victoria,
realizado aprovechando la infraestructura del tren La Cochinita.
Tramo comprendido entre el primer y el segundo túnel
(hay tres) en dirección a dicha localidad
desde La Cala del Moral

 


Tren La Cochinita a su paso por El Cantal




Trinchera entre túneles abierta en El Cantal para el tendido de la vía de La Cochinita.
Una vez clausurado dicho tren a mediados de los años 60 del S.XX y tras el desmantelamiento
de los raíles y posterior asfaltado de su basamento, durante un tiempo formó parte
de la llamada "Carreterilla". En la actualidad es un tramo del paseo marítimo
que une El Rincón de la Victoria y La Cala del Moral.

La Carreterilla era muy estrecha y con un solo carril y sentido (E-O),
discurría por el trazado de la citada vía e iba desde Los Baños del Carmen (Pedregalejo)
hasta justo antes de la estación de El Rincón de la Victoria, donde enlazaba
con la carretera de Almería (N-340), que atravesaba el pueblo.

(Foto: JRT, 2010)




Trazado de la vía del tren La Cochinita en el Rincón de la Victoria. Al fondo uno de los túneles de El Cantal
y una de las múltiples atalayas-vigía de época musulmana que jalonaban la costa

 


Paseo Marítimo de El Rincón de la Victoria en las proximidades de El Cantal.
Dicho paseo se construyó sobre el basamento del trazado de la vía del tren La Cochinita.
Al fondo uno de los túneles que atraviesan El Cantal y comunican El Rincón con La Cala del Moral.
A la derecha de la imagen y a la falda de El Cantal estaba el hotel La Posada del Mar,
que probablemente muy pocos recuerdan.
(Foto: JRT, 2011)

 


Túneles de El Cantal, entre La Cala del Moral y El Rincón de la Victoria,
por los que antiguamente pasaba el tren suburbano La Cochinita y
luego "La Carreterilla", hoy día integrados en un paseo marítimo.
(Foto: JRT, 2011)

 


Vista parcial de un vagón del tren La Cochinita
reutilizado durante algunos años como biblioteca infantil
junto a la estación de El Rincón de la Victoria.

 


La Cochinita, a su paso por El Rincón de la Victoria, vista desde El Cantal.
Probablemente la imagen está tomada a finales de los años 50
o principio de los 60




Postal de los años 60 de El Rincón de la Victoria en la que se aprecia muy bien
el trazado y la estructura de la v
ía del tren suburbano La Cochinita.
La imagen está tomada desde El Cantal.

Dependiendo de las marejadas y corrientes marinas, y del régimen pluvial, con su repercusión
en la dinámica fluvial y aluvial, la fisonomía de la playa variaba, incluso a veces
desaparecía por completo en algunos tramos como puede verse
en la fotografía inferior hecha unos años después.

 


"La Carreterilla", construída sobre el trazado de la vía del tren La Cochinita,
a la salida del último túnel de El Cantal en dirección a Vélez-Málaga.
Posteriormente sería reconvertida en paseo marítimo.

 


Postal de los años 70 de El Rincón de la Victoria. En el centro de la imagen se puede observar
el final de "La Carreterilla", unos metros antes de la estación de La Cochinita. La vía de dicho tren
continuaba por el espacio que hay entre las dos hileras de coches aparcados.
A la derecha, la antigua carretera de Almería.



Cruzar la vía del tren La Cochinita

En Pedregalejo, mi barrio, la vía del tren La Cochinita separaba las pequeñas y humildes casas de los pescadores -“la gente de la playa”- del resto de viviendas, constituidas, en su mayor parte, por casas-mata, villas o chalets de diferente tamaño y algún que otro palacete. No sólo delimitaba dos espacios diferentes desde el punto de vista arquitectónico, económico y social; sino que también era una pequeña barrera física, pues en gran parte de su trazado la vía estaba montada sobre un estrecho terraplén ataludado que se alzaba en algunos tramos hasta unos dos metros.
Aunque de una manera mucho menos perceptible por leve, la carretera de Almería, hoy avenida de Juan Sebastián El Cano, también representaba, desde dichos puntos de vista, otra divisoria, siendo la parte más favorecida la situada más al Norte y alejada del mar, y dentro de ésta la que se encontraba a cierta altura, donde por lo general se construyeron las villas más grandes y los palacetes, probablemente para tener mejores vistas panorámicas, pero también en previsión de posibles inundaciones por lluvias torrenciales o a causa de temporales marinos. Estos últimos hacían estragos en el sub-barrio de los marengos y en ocasiones el agua del mar inundaba sus casas, sus callejuelas y sus estrechos callejones, llegando incluso hasta el talud de la vía del tren.


Vista aérea parcial del barrio de Pedregalejo tomada de Google Maps.
En celeste, la Avda. de Juan Sebastíán el Cano, antigua carretera de Almería.
En amarillo, la calle Bolivia, construída sobre el trazado de la vía del tren La Cochinita.
En naranja, parte del trayecto que recorríamos, desde casa, camino de la playa.
En verde, el arroyo de Los Pilones y, en la parte inferior izquierda,
bosquecillo de eucaliptos de Los Baños del Carmen.


Pues bien, cuando siendo niños íbamos y veníamos a la playa, cruzar la vía del tren era toda una Odisea. Mi madre, a pesar de la visibilidad que había -desde Los Baños del Carmen, por el Oeste, hasta algo más allá del arroyo de los Pilones, por el Este- afrontaba dicho trance con verdadero pánico. Pero no es de extrañar porque calzábamos chanclas (o chancletas, que también se decía), había que salvar el citado terraplén e íbamos cargados hasta los topes con flotadores, cubos, palas, rastrillos, una o más sombrilla, toallas, etc. Una vez que todos estábamos agrupados en la margen del remonte, tras mirar a un lado y a otro varias veces y un sinfín de advertencias por parte de mi madre, al clamor de “¡ahora!” corríamos apresurados y al mismo tiempo, cual patitos asustados, detrás de ella. Una vez fuera de peligro y ansiosos de un chapuzón, enfilábamos la calle Boquerón, normalmente doblábamos a izquierda por la calle Menita y luego a derecha por el pasaje de la fuente que desembocaba en la playa cerca del lugar que frecuentábamos.



Vista aérea parcial del barrio de los pescadores de Pedregalejo tomada de Google Maps.
En naranja, tramo final del camino que habitualmente recorríamos camino de la playa.
En la parte superior, la calle Bolivia, antiguo trayecto de La Cochinita.
En la parte inferior, playa actual, la primera artificial de Málaga.

 



Mini-monumento a La Cochinita levantado junto a la estación
de El Rincón de la Victoria

 


Ramal Este Málaga-Zafarraya del tren suburbano
La Cochinita. Años 50

Dicha línea tenía las siguientes estaciones: Rincón de la Victoria,
Torre del Mar, Vélez-Málaga, Periana y Ventas de Zafarraya;
y los apeaderos de El Palo, La Cala del Moral, Benagalbón,
Chilches, Benajarafe, Valle Niza, Almayate, Trapiche,
La Viñuela y Matanza

Desde La Viñuela a Ventas de Zafarraya la vía del tren era con cremallera
para poder hacer frente a los desniveles de la orografía, que en algunos casos
presentaba pendientes de hasta 0,080%, estando situado el punto más alto
a 945 m (Fuente: Mohedas, 1991)


Capítulo siguiente

 

 

VOLVER A COSAS DE MALAGA

 

 

 

De Vez en Cuento

d e v e z e n c u e n t o . w e b s . c o m

Cosas de Málaga